septiembre 17, 2014

Nuestra historia

logo-mdUbicados en el año 1985, estaba vigente en el panorama nacional el problema educativo con cifras alarmantes hasta de 10 millones de personas analfabetas absolutos y funcionales, situación que buscaba solucionar el gobierno, pero que  sólo se quedaba  en programas. Con este presupuesto, además de las dificultades en el Colegio Santa Francisca Romana para realizar un programa concreto de alfabetización, comenzamos a buscar soluciones, que de una u otra manera ya se estaban tejiendo al interior de la Comunidad de las Hermanas  Franciscanas de Nuestra Señora de Lourdes, puesto que a todo esto subyace el carisma esencial de las hermanas que es la “opción por el pobre”, llamado fundamental que había hecho la Iglesia Latinoamericana desde su encuentro en Medellín, en el año de 1968.

Sister Patricia León, Sister Valerie Usher, Sister Tierney Trueman y Gonzalo Díaz R., fueron las 4 personas que lograron concretar la gran idea del COLEGIO ANEXO SAN FRANCISCO DE ASÍS, para que funcionara en las mismas instalaciones del Colegio Santa Francisca Romana. Pensamos que unidos podríamos brindar educación a niños que, estando en edad escolar, no estuvieran en la escuela y no tuvieran la oportunidad de educarse.

Pero, con ¿cuál población? A ¿dónde ir? Así llegamos al barrio El Codito, situado en los Cerros Nororientales de Usaquén, donde nos dimos a la búsqueda de 30 niños, con el  ánimo de iniciar  un pequeño curso para kinder y otro para primero elemental. Nuestra sorpresa fue que en muy poco tiempo, ya teníamos 120 solicitudes, momento en el cual pensamos, ¿en qué nos hemos metido?

Aquí comenzó nuestra gran odisea. Y esta odisea nos llevó a formular los primeros criterios, que empezaron a consolidar nuestro proyecto pedagógico. Así es como el CASFA nació como un proyecto de investigación, que buscaba esclarecer fundamentalmente ¿cómo educar a niños y jóvenes en el Colegio por, en y para la comunidad? Y ¿cómo propiciar o, por lo menos, comenzar  un proceso de cambio en sus comunidades?

No sabíamos cómo hacerlo en la práctica, pero teníamos en la mente la inspiración de la EDUCACIÓN POPULAR, que en otros puntos cardinales del continente latinoamericano estaba dando de qué hablar. Eso quiere decir que desde el principio, uno de los criterios que se quería tener en cuenta, era la educación informal, desde los parámetros de la educación popular, entendida como un proceso de formación que iba más allá  del aula escolar y cuyo currículum se nutría de los problemas sociales, políticos y culturales propios de su comunidad.  Si había escuela, era para que ella potenciara su formación en aras de transformar su realidad.

También queríamos que el proyecto educativo fuera una innovación pedagógica, es decir, que la propuesta no respondiera a la creación de un colegio más, sino que tuviera como meta la formulación de un proyecto educativo alternativo que ofreciera un proceso de enseñanza-aprendizaje diferente a como lo hacían los demás colegios. En ese momento, el  proyecto fue muy difícil, sobre todo por las tareas que planteaba el Ministerio de Educación. Entonces, se decidió iniciar un colegio formal, y desde ahí, resultaba más fácil pasar a constituir un colegio de innovación pedagógica.

Para fundamentar esta visión, nuestro proyecto tomó elementos nuevos con el análisis de autores como Piaget y Kolhberg, de los cuales asumimos la AUTONOMÍA, tanto a nivel cognitivo como moral y social, que hasta hoy nos inspiran y nos guían en todo nuestro proyecto. Comprendimos que era necesario fortalecer el desarrollo del pensamiento, sobre todo a través de la elaboración del currículum y de la capacitación de los docentes. Todo esto fortaleció el proyecto pedagógico que tomó nuevos derroteros.

Nuestro Proyecto Educativo Institucional,  está orientado hacia la FORMACIÓN LABORAL, que desde 1995 se ha concretado en el desarrollo de las pasantías, que son las prácticas laborales que los alumnos de (10º. y 11º.) realizan en diferentes empresas o instituciones, a partir de las cuales ofrecemos en esta área una formación integral a nuestros alumnos.

Hoy somos una Institución Educativa muy sólida, independiente, que trabaja su Proyecto Educativo desde los contenidos fundamentales de LA ENSEÑANZA PARA LA COMPRENSIÓN, y que se proyecta hacia la comunidad, a fin de buscar la transformación de muchos niños y jóvenes ávidos de aprender, pero con carencia de oportunidades. Queremos ser una oportunidad para ellos.